(Minsalud, Resolución 223, 25/02/2021 )

El Ministerio de Salud complementó las medidas generales de bioseguridad. Así mismo, actualizó lo relacionado con el manejo de residuos, el PRASS y algunas de las medidas existentes teniendo en cuentas las experiencias en su implementación. Es de aclarar que se sustituye completamente el anexo técnico de la Resolución 666 del 2020. Puntualmente, la nueva norma no recomienda el uso de tapetes desinfectantes ni el lavado ni desinfección de zapatos ni de ruedas como medidas de prevención. Ya no señala la obligación del suministro de casilleros, pero sí pide generar estrategias o suministrar elementos que permitan evitar que la ropa ordinaria se ponga en contacto con la ropa de trabajo. Pide fomentar el autocuidado, especialmente mantener el monitoreo de temperatura corporal y de síntomas respiratorios por parte de los trabajadores. Sobre la adecuada ventilación, se hace una serie de precisiones que se deben tener en cuenta, por ejemplo, agrega que, en lugares cálidos, además de la ventilación natural con puertas y ventanas abiertas pueden usarse ventiladores sin recirculación de aire. Por otra parte, dispone que en caso de que no haya una incapacidad laboral, los médicos pueden certificar la necesidad de cumplir con la medida de aislamiento preventivo para los casos confirmados, probables y sospechosos y contactos asintomáticos a quienes les aplique por razón del riesgo epidemiológico y los empleadores deben ser garantes que la persona tenga las facilidades de cumplir el aislamiento.

Please follow and like us: